Archivo | octubre 2018

Dos añoss!

25/10/2018

Sí, así es, ya hace dos años, desde que por mi cabeza daba vueltas sin cesar la frase de mi cirujana de la unidad de mama “tienes cáncer y es malo “ “me muero” “me muero” ¿porque yo? mis hijas, sin parar una y otra vez, como dentro de un bucle, incluso con eco.

Ese día el 25/10/2016, sin poder hablar, después de llorar en el coche con mi hermana Cari, maldiciendo todo, empaquetando mi vida ya de antemano me moría.

Enfadada, disgustada con todo y con nada, tan solo pedía tener más tiempo para hacer las cosas que siempre había soñado, pedía no sufrir más de lo que ya había sufrido hasta ese momento.

Intento no recordar esos momentos del pasado, ya sabéis lo que digo yo; El pasado pisado, aunque no todo lo pasado por culpa del bicho ha sido malo.

Este día me hace darme cuenta todo lo que he aprovechado la vida desde entonces, me hace estar orgullosa de mi, de mis cicatrices, de mis hermanas que estuvieron todo el tiempo conmigo.

He aprendido a dejar el miedo a un lado, lo máximo posible aunque a veces se suelte irremediablemente, sobre todo con la despedida de personas conocidas que se transforman en estrellas.

Doy gracias por estos dos años, porque cada mañana que me despierto tengo la oportunidad de ver a mis hijas, de mirarme al espejo y encontrarme.

A todas las personas que están ahora en ese momento tan decisivo tras el diagnóstico, aquí sigo después de dos años, no sé si caeré de nuevo, no puedo saber si el cáncer volverá en algún momento, a vapulear mi vida.

Por eso mi consejo es que viváis, viváis cada día como si fuera el último.

 

TENGO CANCER DE MAMA

CADA DIA MEJOR

 

 

El Tiempo

19/10/2018

Que efímero el tiempo, que felicidad poder vivir, en el momento ahora.

Los días, los minutos, vuelan y casi no lo percibimos, pero La vida pasa y rápido sin esperarnos, la vida no espera por nadie, las ruedas siguen girando.

Vivir es maravilloso aunque a veces tengamos que pasar capítulos en nuestra vida que sean desastrosos, simplemente para que nos demos cuenta de lo bonito que es.

Mis prioridades han cambiado, yo misma he cambiado, hasta mi forma de pensar ha cambiado.

Esta semana no ha sido todo lo perfecta que esperaba he perdido a varias compañeras, por el puñetero bicho. Compañeras que llevan su historia, como yo la mía y aun así ahí estaban esas caras con la sonrisa por bandera. Estoy harta de que cada día las vidas de muchas se transformen en estrellas que nos iluminan, por culpa del bicho.

Este mismo bicho que hoy muchos representan de color de Rosa y que por experiencia de haber tenido cáncer se que de rosa no tiene absolutamente nada.

Es una gran montaña de mierda pero no tiene color ROSA, ya os lo confirmo.

Este bicho que llega y arrasa, primero cuando te dan la noticia, luego llevándose tu pelo, conforme puede aumentar su poder y ocasión, va restando tus energías e ilusiones.

Este que se lleva a personas espectaculares, madres y padres que aún tenían mucho que vivir, mucho que contar a sus peques.

Este que te lleva y te separa de tu familia, de tu mundo, de tu cuerpo tal y como lo conocías hasta que apareció..

Este que llegó para sembrar miedo en tu día a día, para borrar tus sueños.

Este bicho que acaba limitando tu existencia; Este bicho al que todos tenemos miedo de oír llegar.

Que lo que para otros es importante, para una persona a la que le ha tocado el bicho lo es poder tener salud. Para poder vivir, vivir todo aquello que a los demás no le prestan tanta atención.

Sabéis una cosa, Nadie está libre de que el bicho llegue a su vida, nadie.

Así que una vez más os recordaré lo importante que más investigación es igual a más VIDA.

Pero hoy todo el mundo intentará poner su granito de arena con motivos del cáncer, pero que tengamos clarísimo que con lazos, globos y demás merchandaising no se curan nuestras vidas, seguiremos muriendo personas.