Archivo | agosto 2017

Caer para soltar

24/08/2017

Cuando la vida te da una sacudida tan fuerte que pierdes el equilibrio y caes.

Cuando las piedras no paran de salir a tu encuentro en el camino, tropiezas y vuelves a caer.

Cuando el sol se oculta tras las nubes durante días y tú permaneces inmóvil ante la oscuridad, esperando cualquier resplandor que te guíe.

Cuando el dolor te obliga a abrir los ojos, observar quien está a tu alrededor, mirando quien sufre, cuando tú sufres.

Cuando recibes la mayor patada de tu vida, pero te ayuda a reafirmarte en un nuevo yo.

Cuando crees que ya no puedes ser feliz, que la vida ya no te brindará la oportunidad, que ya no puedes recuperar el tiempo perdido, que es tarde para empezar de cero.

Es cuando más fuerte te sientes en tu interior, cuando todo es más puro, eres tu en lo más sincero.

Empezar de cero no es malo, es duro, pero es otra opción de hacer las cosas bien con menos peso a la espalda.

tengocancerdemama.es

 

 

Atentados Barcelona

18/08/2017

Que tristeza, que despropósito luchar en contra de la vida, somos personas, y solo deberíamos luchar día a día por vivir, en lugar de matar.

Salvaguardarnos de daños colaterales a diario, es muy complicado, y cuando el enemigo solo quiere acabar con nuestras vidas. Actualmente tenemos demasiados enemigos en contra de la libertad de vivir.

No entiendo el terrorismo, porque no hay causa para actuar así, hay infinitas maneras de poner en jake a un país, sin tener que asesinar, quizá no deberían llamarlo terrorismo, cuando en realidad es asesinato.

Hemos dejado que la religión y la ideología política nos divida, después fue la clase social a la que pertenecemos, la que hace que estemos separados y clasificados.

Son asesinos y cobardes, al mismo tiempo, porque matan sin dar oportunidad de defenderse a sus victimas.

Matar a niños, en resumen asesinar a personas inocentes, por un Ala, que equivocados están que mueren por una religión y unos ideales que no han entendido.

tengo cáncer de mama basta de terrorismo

Miro hacia atrás 

10/08/2017

Si miro hacia atrás, me surgen tantos sentimientos: alegría por haber superado la quimioterapia y la operación, surge el miedo por que se repita en un futuro, no puedo evitar sentirlo, pero al mismo tiempo hay satisfacción y orgullo personal de haber superado cada escalón, de esta larga subida, que aun no he terminado, pero voy viendo la meta.

Ahora que veo las cosas de otra forma y otro color, quizá lloraría más, porque no es malo llorar, y sin embargo no sienta bien guardárselo dentro, es una necesidad fisiológica de nuestro cuerpo. Yo aún lloro, a veces incluso sin saber porque.

Miro atrás y duele, duele cada pinchazo sufrido, cada vía, cada prueba, cada resultado, cada noche sin dormir, cada dolor de los que he sufrido, y sigo padeciendo, son parte de una victoria de esta batalla, aun queda lucha en esta guerra.

Dory total

04/08/2016

Que ganas de recuperar algo de memoria y mente, porque cada día me siento mas «Dory» el pez olvidadizo de la película buscando a nemo.

Acostumbrarse a mis olvidos y perdidas de memoria no es fácil, para los que estáis conmigo a diario, pero imaginarse como es para mi, si pudiera evitar esos olvidos lo haría, porque seria una buena señal de que estoy empezando a recomponerme mentalmente.

Lo hablaba recientemente con compañeras de este proceso, exteriormente por fuera ya se nos comienza a ver bien, eso no significa que estemos al 100% porque aun quedan cosas por sacar afuera, etapas por cerrar y ciclos por terminar. Lo que hemos pasado es exclusivo de cada una, está en nuestro interior lo hemos vivido y eso te hace marca.

Y aun a pesar de llegar al final de este largo proceso y duro, no acabara todo, vendrán las revisiones y los controles para mantener a raya al puñetero bicho, pero aquí estoy llegando a la meta, mi meta era VIVIR y aprendiendo estoy.

Mutua 

24/07/2017

Bueno pues me llego un burofax para citarme en la mutua, así que hoy me planto allí.

En la sala de espera, el aire acondicionado estropeado ? y yo el abanico olvidado en el coche, tienen un ventilador y me pongo de manera que me de un poquito.

Hoy con pañuelo, para evitar el achicharramiento de la cabeza por el sol.

Pues me nombran y entramos, siento mucha empatía con este doctor, quizá es solo el hecho de que el también ha pasado por un cáncer y eso hace que sea tan accesible hablar con el.

Me pregunta cómo estoy, le cuento los efectos que estoy sufriendo ahora con la inyección y que a vuelto la parestesia.

Los dolores de las piernas, que nunca se marcharon del todo, pero ahora están más pronunciados.

Está enfermedad conlleva una baja por enfermedad común, por eso la mutua es quien te va citando para ver cómo estas.