Archivo | julio 2017

¿A que tienes miedo?

31/07/2017

A que tienes miedo? Esa es sin duda una pregunta crucial, para una persona con cáncer.

Si me preguntarán hoy, pues lo tengo claro; A morir, a desaparecer de este mundo, a perderme parte de la vida de mis hijas, a perderme sus risas, sus problemas, al dolor físico, porque el emocional ya está demasiado vapuleado y ya pocas cosas pueden hacerme daño, a los pinchazos, en definitiva es miedo, miedo a morir y morir sufriendo.

El cáncer me lesiono emocionalmente, pero ya me había roto por dentro tantas veces con anterioridad, que también me ha servido para ser fuerte y que no me lastimen en un futuro.

Por eso hay que disfrutar de cada instante, porque ni la vida ni el tiempo, esperan por nadie.

Pena

29/07/2017

Que curioso el sentimiento de la pena que si no te destroza, te hace más fuerte.

Hoy siento pena, rabia, a la vez que un miedo atroz. Sí, tengo miedo, miedo de morir, lo admito no quiero morirme, hoy otra guerrera que se ha llevado el bicho.

Noelia, sé que ahora descansas, que el dolor desapareció, que estas tranquila y brillas en el gran cielo, una estrella más, que desde lo alto cuidaras de todas nosotras, y del grandullón, decirte que estarás siempre en nuestros corazones. Mujeres espartanas, seguimos en la lucha.

tengocancerdemama.es

Visita a radiología

26/07/2017

Me llamaron hace un par de semanas, para decirme que el día 26 tenia que presentarme en oncologia radiologíca, menudo nombre, ya me imagino iluminándome en la oscuridad estilo señor burns de los simpson, o achicharrada como una chuleta de cerdo en una parrilla.

Llegue a la sala, entregue mi carnet de oncologia y a esperar a que nos llamen. Pasamos un buen rato esperando, que es una de las peores partes que tiene el cáncer, que siempre nos deja esperando.

Cuando escuchamos mi nombre y nos dispusimos a entrar en la consulta 3 donde esta mi doctor.

Es muy joven, y lo mejor muy directo y sincero, que es perfecto para no engañarnos, las cosas mejor verlas venir de frente.

Tras revisar mi expediente, mis tratamientos, me realizo preguntas del tipo: si tengo alergias, efectos secundarios etc.

Me dijo que en principio no esta claro cuantas sesiones me pondran, lo normal son 5 semanas, pero hay que esperar a que me hagan un TAC para poder decidir con datos reales.

También me dejo muy claro que la radioterapia quema, quema por debajo de la piel, y debajo de la piel tengo las costillas y el pulmón, por lo tanto dejara una cicatriz en el pulmón, que saldrá en todas las pruebas futuras.

El corazón se castiga bastante con la radio, el tratamiento del trastuzumab en inyecciones le afecta junto con la radioterapia, de ahí que me hagan ecocardios para revisar su estado y tenerlo controlado.

Esto quiere decir según el medico, que quizá en un futuro, mi corazón puede que este más delicado de lo normal, debido a estos tratamientos.

Me lleve a una de mis hijas y en unos de los momentos de la conversación con el médico, me cogió del brazo y me dio por llorar, como una magdalena.

No supe explicárselo al doctor cuando me pregunto porque lloraba, pero ahora ya en casa y a toro pasado si lo sé.

Fue el miedo, el miedo a que después de tanto sufrimiento y lucha vuelva a aparecer el cáncer y que me muera. Ya que el doctor me dijo que el tratamiento que me pondrá, no es para curarme de la enfermedad, si no para intentar que no vuelva a aparecer, pero que eso no descarta la posibilidad de volver a sufrir cáncer.

Finalizando, me van hacer un TAC el día 28 en el cual aprovecharan para realizarme un marcaje con tatuaje para las sesiones de radio.

Visita a radiologiaVisita a radiologia

 

Síntomas Tractuzumad   

21/07/2017

Bueno ya hace un par de semanas desde que me pusieran la primera inyección de anticuerpos, te dicen que no vas a tener síntomas, salvo los que te hayan aparecido durante el tratamiento de la quimioterapia.

Pues a mí, concretamente, me están apareciendo varios efectos secundarios, que no había tenido durante el tratamiento de la quimioterapia, osea que cada cuerpo es un mundo.

La piel es como si la tuviera demasiado débil, me da reacción todo producto, creo que la tengo agotada de tanto fármaco.

De hecho cuando me dan los sofocos que ahora son de un nivel más elevado que al principio (es casi como estar dentro de una sartén, friendome literalmente) siento una comezón en la piel, es un brote de granitos que pican y la sensación es como tener muchísimos alfileres pinchándote al mismo tiempo, como cuando te acercas demasiado y te pinchas con las espinas de un cactus, pues la sensación es esa misma.

Muy molesta y desagradable, a la vez que dolorosa, tanto pinchazo seguido verdaderamente llega a doler, si se alargan mucho tiempo. Se lo he comentado a mi doctor y en principio me dice que es normal que es por el tratamiento y que es un síntoma que cuando acabe las inyecciones desaparecerá. uff pues todavía me quedan unas cuantas inyecciones.

Luego esta el malestar de las piernas, sobretodo la zona donde más me molesta es de las rodillas hacia abajo, me cuesta ponerme en marcha. Y luego están las llagas por culpa del calor, que me tienen loca por el picor.

Entre el tiempo excesivamente caluroso que tenemos en Murcia, los sofocos de la menopausia y los efectos secundarios de las inyecciones y la pastilla de tamoxifeno, estoy deseando que acabe el verano.

Ya disfrutare más del siguiente, porque este esta siendo una verdadera odisea; esquivar el sol se hace complicado.

Los Sueños

19/07/2017

Todos tenemos sueños, metas que en algún momento nos marcamos y decidimos en algún momento alcanzar.

Desde que somos adolescentes y contamos con un poco de conciencia, tenemos sueños que deseamos cumplir, objetivos que anhelamos lograr.
Ya sean complicados o fáciles, no tenemos límites para nuestros sueños, quizás nos limitamos en la posibilidad de poder cumplirlos.

Con los años, es muy posible que hayamos cambiado de sueño, sin ni siquiera haber conseguido el anterior, a veces simplemente los olvidamos, debido al ritmo de vida tan estresante que actualmente llevamos, entre otras posibles razones: adquirimos los sueños de otras personas, o sencillamente somos felices haciendo posible el sueño de nuestros seres queridos.

Yo misma, soy inmensamente feliz, teniendo la oportunidad dentro de mis posibilidades de cumplir algunos de los sueños e ilusiones de mis hijas. Siempre que esté en mi mano y la salud me lo permita.

He tenido la suerte de poder cumplir algunos de sus sueños, que en otra época de mi vida, ni me hubiera podido plantear.
Gracias Marian, por decirme lo de la firma de los Gemeliers. Aún a pesar de que tenía tratamiento, pudimos asistir, para que a mi hija le firmarán el Cd. Que por cierto creo que fue unos de los mejores momentos de su adolescencia.

Poder cumplir otra ilusión más, llevaros a la holi, esa fiesta con un eslogan tan fuerte como es colores por la vida, además de tener la oportunidad de colaborar con la AECC contra el cáncer.

Sé que han disfrutado muchísimo y eso me satisface enormemente.Me fascina ver sus caras sonrientes de felicidad.  Al tiempo, que ayudamos a que recauden dinero para acorralar al bicho del cáncer. A la próxima a ver si yo puedo acudir, porque la piel la tengo algo delicada y no tengo el cuerpo para muchos trotes.

Pero vamos cumpliendo sueños!!!

Pensando en voz alta

18/07/2017

Desde que Nacemos, vivimos creyendo que tenemos todo el tiempo del mundo para hacer cualquier cosa. Intentamos erróneamente perfeccionar nuestra vida, preocupándonos literalmente por cosas materiales.

Despistándonos de lo que nos puede hacer felices verdaderamente, pasar un rato con los amigos, ver un atardecer, asistir a un evento, tomar un café con alguien especial, ver una noche de estrellas, hay tantos momentos especiales y maravillosos por vivir, por valorar.

Todos nos moriremos, es ley de vida, por esta razón hay que apreciar cada momento que nos presta la vida. Porque la vida hay que disfrutarla.

Hoy valoro tanto poder levantarme cada día, tener la oportunidad de ver a mi familia, no sabéis cómo puedo llegar apreciar una sonrisa, y huyo, escapo de lo que me lastima, huyo de quién no sabe apreciar mi compañía, yo no pierdo a nadie, a mí me perdieron, por no valorarme.

Y la vida, no es infinita, pero si creamos buenos recuerdos, siempre permanecerán vivos, nadie es olvidado, siempre que alguien te recuerde.

Pensando en voz alta

 

Todas luchamos

13/07/2017

Hoy quiero que mis letras sirvan de empuje, de apoyo, a todas las personas que están empezando, con esta dura lucha, a las que se encuentran en mitad del camino.

Es muy duro, cuando te dan el diagnóstico, y te dicen que tienes cáncer, son infinitas las preguntas que surgen y para las que no encuentras respuesta, ni siquiera después de terminar el tratamiento

Últimamente he tenido que oír, como algunas, no pueden más, por más que lo intentan y deciden dejar el tratamiento, o simplemente quieren que pase rápido si lo que toca es morir.

Dejándose ir sin esfuerzo, por evitar ser una carga familiar, por la ruptura con la pareja, porque los hijos son demasiado pequeños y un sin fin de razones escuche recientemente, escusas para no seguir con el tratamiento.

Yo quiero trasmitir, que busquéis, esa fuerza, que está en nuestro interior, eso lo tengo claro, pero hay que buscarla dentro de cada uno, esa fuerza que te hace “levantarte” ayudándonos a poder con todo, esa fuerza que esta detrás de una sonrisa o incluso en un abrazo sincero y anhelado.

Es difícil, pero desde el principio nos dicen que no es fácil y que es duro, encima a pesar de estar rodeado de gente, está enfermedad te hace sentir sólo, inevitablemente.

Hay que agarrarse a la vida, a intentar pedir ayuda si no podemos solos, a veces es necesaria la profesionalidad de un psicologo, no por ello somos más débiles, ni estamos locos.

He hablado con algunas chicas está semana y de corazón, repito, la vida es maravillosa y todas somos fuertes aunque tengamos altibajos, pero tenéis que seguir con los tratamientos, por las personas que ya no están, que el cáncer se los llevo, que no pueden seguir luchando.

La lucha es de todas y no estamos solas. “Nadie encuentra el camino correcto sin perderse”.

Yo soy feliz por cada nuevo día, y voy recomponiéndome poco a poco.

Inyección subcutánea 

10/07/2017

Quede en contaros como voy con las inyecciones.

Así pues deciros que tras salir de la consulta de oncología, subí a la cuarta planta y me dijeron que tendría que volver a las tres de la tarde.

Ya que las inyecciones subcutáneas no estaban aún, hay que ponerlas lentamente, por lo tanto nos marchamos a comer para regresar más tarde.

Regresamos a las 15:00, con miedo, inevitablemente siempre aparece en estas situaciones.

Aunque esta vez tuviera que aparentar que no lo tenía, ya que en esta ocasión vinieron mis hijas conmigo.

Pues llegue, entrego el carnet en la cuarta planta a Tomasa, la enfermera que me dijo que volviéramos después, me meten en una sala con una camilla, me pide que me baje el pantalón y que me siente en la camilla.

En ese momento el miedo y yo éramos uno, ya se había apoderado de mi. Antes de empezar con la inyección, me comenta: los efectos que pueden aparecer, son los que haya tenido durante la quimioterapia. ?

Eso no se por dónde tomarlo, pero no voy a adelantarme a los acontecimientos.

Me empieza a poner la dosis, hablándome en todo momento, creo que para intentar mitigar los miedos, yo con la mirada perdida hacia una ventana, sin llegar a ver nada, pero mirando.

Es como cuando te ponen una vacuna escuece y pica un poco, lo peor son los 5 primeros minutos, es molesto.

Así estuve unos cuantos minutos, hasta que le pregunte si faltaba mucho, porque comencé a sentirme mareada y no tenía claro si me desvanecería.

Pasados unos cuantos minutos más, que se me hicieron eternos, se termino la dosis y yo con el abanico a todo gas, me ayudó a recostarme y de repente sentí un ensordecimiento en los oídos fue como si los tuviera tapados.

Estuve un buen rato acostada en la camilla, me cogio el abanico y se puso hacerme aire, creo que por la mala cara que tenía, después cuando me comencé a sentir mejor que no bien, me dijo que es normal, que es un efecto muy cotidiano lo que me ocurrió.

La próxima ya te la ponemos tumbada que veras como si te ocurre, será en menor escala.

A todo esto, yo con mis sofocos más exagerados que de costumbre, que voy a tener que ir con un aire acondicionado solar.

No sé cómo hacer ya, para soportarlos, con estos calores que tenemos en Murcia.

Los efectos no se han echo de rogar, las piernas las tengo bastante molestas y estoy otra vez demasiado cansada, como cuando tienes la tensión baja, un verdadero rollo.

La parestesia que parecía estar empezando a abandonándome, a cogido fuerza y vuelvo a tenerla en su apogeo.

No quiero pensar, porque aunque sé que es para estar bien y terminar el tratamiento, no me esperaba lo de la inyección ni el tiempo que voy a estar liada con ello.

En fin, no queda otra opción, solo la de continuar hacia adelante, crear mi nuevo futuro, viviendo este presente.

Nuevas etapas

05/07/2017

Bueno pues hoy el día empezó con algunos despistes, por parte del resto del mundo, no míos.                                                          Llegamos al hospital de día, subimos a la cuarta planta y dejo mi carnet de oncología en la bandeja que hay junto a la puerta de extracciónes para que me hagan la analítica.

Sorpresa, pasados unos minutos sale una enfermera y me pregunta que si llevo el volante para el análisis.?

Me quedo, un poco ojiplatica y decido entrar para aclarar los mal entendidos previos de la cita de hoy. Mi cita original, era en realidad el lunes 26 de Junio pero me llamaron por teléfono para cambiármela, ya que mi oncólogo tenía congreso fuera de Murcia.

Y aquí llega la primera confusión. Cuando me llamaron para cambiárme la cita me dijeron: es el próximo lunes 5 y claro al colgar, no me cuadraba por lo que yo volví a llamar, para corroborar, que el lunes era día 3 y el 5 era miércoles, ¿de qué mes estábamos hablando? ya tenía hasta dudas sobre la cita, confirmando tras la llamada que sí, que efectivamente era el día 5, pero miércoles, no lunes y de julio. Un poco lío?.

Terminando la conversación diciendome que estuviera una hora antes de la cita para realizarme una analítica.                       Bueno pues ese es el problema que no había solicitada ninguna analítica, puesto que aún no había visto al medico.

Total que tras explicarles esto nos toca bajar a consultas en la tercera planta y comentarlo con el medico antes de la hora de mi cita.

Se lo comentamos y me dice que suba a tratamientos que la solicita el en un momento, allá que nos vamos otra vez para la cuarta planta. Le comunico a la enfermera la conversación con el oncólogo y me dice que nos sentemos en la sala de espera que ya me llamaran.

Pues al rato me nombran y entramos a la analítica, me sacan sangre pero por error me colocan una vía, jolines, en fin les digo que no necesito vía y me la quitan, pero el dolor ya está, eso no hay quien lo evite.

Bueno nos vamos a desayunar mientras que dejamos trascura la hora que tarda la analítica.

Ya en la sala de espera del oncólogo, esperamos y esperamos, escucho mi nombre y entramos.

Nos saluda, se pone a revisar el análisis, y el informe de la unidad de mama, y se pone muy contento.

Nos dice: esto es genial!! el resultado de patología no podría ser más favorable, bien puedes estar contenta, si muchísimo le conteste, aún tengo que celebrarlo.

Bueno pues ahora, a empezar con otra etapa, empezando por solicitar cita para radiología, será el radiólogo el que me explique cuantas sesiones de radioterapia tienen que darme, también hay que solicitar ecocardiograma que comprobemos cómo está mi corazón.

Después me dice; Y tienes que subir a tratamiento ahora, que te van a poner una inyección con anticuerpos y fármaco que ya te pusimos en quimioterapia trastuzumab pero es más leve ? mi cara cambio, por mi cabeza solo oía, más pinchazos, otro pinchazo?? Si contesto mi médico, en total serán 18 más cada 21 días para ser exactos. Más quimio?? Pregunté, pero solo son diez minutos de tratamiento y en lugar de ir en por vena será una inyección subcutánea.

También vas a empezar a tomar una pastilla de tamoxifeno una al día durante 10 años ?, creo que ya a esas alturas de la conversación ya no estaba ni escuchando, pero como no estaba sola, luego he ido asimilando, por eso he tardado  en poder escribir esta entrada.

Para la próxima os contaré cómo me va con las inyecciones y la pastilla.