Archivo | noviembre 2016

Segundo ciclo de quimio

25/11/2016

La segunda quimio de 21 días, no fue como esperaba, me rompieron la vena y tuvieron que tumbarme en la camilla. Hasta que se me pasó el mareo y me volvieron a pinchar para sacarme sangre y ponerme la vía.

Deciros que antes de tener cáncer tenia fobia a los pinchazos, aún hoy la tengo pero sé que he de dejarme hacer, por eso cuando me surgen estos contratiempos me vengo abajo.

El pelo como sabéis me abandonó en la primera sesión, aún me quedan las cejas y pestañas, pero que sepais que es el menor de los inconvenientes.

tengo cancer de mama

De momento voy día a día, esta enfermedad es lo que tiene, te trastoca la forma de ver las cosas, frena en seco todas las prisas, hay que ir paso a paso.

Lo que antes no apreciabas ahora lo valoras demasiado intenso, estoy aprendiendo a ¡VIVIR! ahora que puedo MORIRME,  que irónico suena, pero es así.

La familia, tengo mucha suerte de tenerlos conmigo en estos momentos tan asquerosos. Ahora estamos más unidos que antes. No hay mal que por bien no venga…

Los efectos del veneno para curarme son bestiales, aún así tengo que seguir adelante pasito a pasito, por mis hijas y por mi.

Que asco de prednisona la peor pastilla que he probado jamás, te la dan para los primeros días después de la quimio, me la he terminado tomando con coca-cola porque es insoportable el sabor que deja, también probé con zumo, leche etc.

tengo cancer de mama

Hoy hace un mes del diagnóstico, un mes larguísimo que ya está acabando.

Voy al siguiente escalón…

Cumpleaños y con cáncer

19/11/2016

Este año no tengo cuerpo de cumpleaños, la quimioterapia hace estragos en él y lo tengo maltrecho y algo decaído. Por el miedo a morirme y que mis hijas quieren que lo celebre soplare las velas, que hace años que no lo hago.

La comida estuvo genial, la compañía insuperable, nada mejor que estar rodeado de la familia y la tarta, guau!! Como estaba la tarta, no podré olvidar este cumpleaños.

Y la sorpresa de todos los regalos que he recibido, entre ellos uno muy especial, la carta que me ha dado mi hija.

Y que voy a transcribirlo aquí para que podáis leerlo.

Querida mamá:

Hoy es un día especial para ti, y te deseo que lo pases lo mejor posible y que te diviertas mucho, porque te mereces todo y más. Hemos pasado por mucho, tanto llantos como risas, malos momentos y otros más buenos, pero siempre juntas y así será otro año más y el siguiente y todos los que nos quedan por vivir, pero recuerda como siempre lo hemos hecho, juntas. ¿Y qué decirte que no sepas ya? Que me enfado a veces, sí, pero sabes que aun estando en ese estado te quiero mucho, porque pase lo que pase te querré mamá. Que no te lo diga a menudo no significa que no sea así porque te quiero, te quiero mucho mucho,mucho,mucho.

Sé que muchas de las cosas que haces, son por mí, por verme feliz y no sé cómo hacer para agradecerte tanto.

Intentas darme siempre lo que puedes y nunca pides nada a cambio. Al menos quiero verte feliz, porque de tu felicidad viene mi fuerza, las ganas de poder con todo.

Que eres el pilar que me sostiene, caes tú y caigo yo detrás, por eso hay que estar firmes.

Sabes perfectamente que eres muy fuerte, además de valiente, también eres positiva con todo, eres una persona maravillosa y aparte eres la mejor madre del mundo que se puede tener.

Que te quiero mucho mamá, que siempre lo hago y nunca dejare de hacerlo.

FELICIDADES MAMÁ Y QUE CUMPLAS MUCHOS MÁS.

Llore evidentemente, como una magdalena, que no podía terminar de leerla, la vista se nublaba y me costaba acabar algunas líneas.

Cada día más convencida de que a pesar de mis errores lo estoy haciendo muy bien con mis hijas, y eso para mí ya es una razón más para levantarme.

TENGO CANCER DE MAMA

 

Caída de pelo que mal rollo…

18/11/2016

Tras la primera quimio de 21 días, la famosa roja, ya la primera semana empezaba a caerse mi pelo. Pero tiene una forma muy cobarde de caer, lo hace dejando pequeñas calvas no cae todo de una, va haciéndolo despacio, sobre todo si lo tocas o al apoyarte en la almohada.

Pareciera un KIWI rodando por la cinta del supermercado dejando los pelos tras de sí.

Y ya, el día 15 fue cuando cayó todo. Recuerdo esa noche que esta quimio hizo estragos. Estando en la cocina tomando un zumo pasé la mano por mi cabeza y caía como las hojas de los árboles en otoño. Lo bueno de todo esto; les decía a mis hijas súper convencida, es que ahora no tengo ni un pelo de tonta chicas, jajaja nos reíamos las tres juntas.

Y es cierto ahora soy muy lista, aprovecho el tiempo, valoro y doy importancia a cosas que quizás antes no veía, no apreciaba.

Chicas es duro verse sin pelo, pero de veras yo me veo estupenda sin él, no es un problema al menos para mí.

Y recordar que el que se nos caiga el cabello, no es ni más ni menos que porque estamos en tratamiento para curarnos.

New Tan 100%segundo-corte2-quimio-esta-cayendo-el-pelo-pero-felix4-quimio-vin-diesel-chica-en-mi-cocina

Primer ciclo de quimio…

 

04/11/2016

Llego el día, sin llegar a mirar nada por Internet, para evitar no asustarme y tener más miedo del que ya tenía y que no era precisamente poco, a por la quimioterapia, con la esperanza de seguir viva.

Llegó el día en el que tenía que ponerme el primer ciclo de quimioterapia 4 sesiones cada 21 días. Llegué a la planta de tratamientos, cagada no lo siguiente, ATERRADA, menos mal que no iba sola me acompañaron mis hermanas las tres, juntas a por todas, por lo que dentro del miedo me sentía segura. Me sacaron sangre para el análisis (Perfecto, he de deciros que me he cuidado mucho en la alimentación y sobre todo la hidratación, he bebido y bebo tanta agua que a veces tengo miedo de que me salgan ranas).

Después tuvimos que esperar que el personal de farmacia  preparase mi tratamiento, ya sabéis que este es individual y único para cada persona y tipo de cáncer.

Tras el análisis ya me dejaron la vía puesta, aprovechamos para ir a desayunar.

El miedo es de las pocas cosas gratuitas que tenemos, así que casi siempre dejamos que nos invada por completo. Hay que plantarle cara y eso me repito a cada paso que doy.

tengo cáncer de mama

A la vuelta, me senté en unos de los sillones, mientras la enfermera colocaba las bolsas de mi chute en la máquina, otra vez me asalta el miedo, pánico a lo desconocido, el corazón me latía tan rápido que parecía que saldría corriendo de mi cuerpo. Antes de conectarte te vuelven a preguntar el nombre para EVITAR errores de identificación.

tengo cáncer de mama

Se me hizo larguísimo casi prácticamente interminable, pero prueba superada, un ciclo de quimioterapia menos.

Salimos de  esa sala triste silenciosa y callada, en la que se dice todo con las miradas y no se dice nada.

Salí con muchísimas ganas de meterme en la cama, con un cuerpo que parecía no ser el mio, así lo sentía.

llegue a casa, y pase lo que quedaba del día Bebiendo mucha agua comía cada dos horas para que mi cuerpo recuperara fuerzas que no tenia. Aun así estuve 7 días atrapada en un cuerpo maltrecho, bastante mareada si estaba demasiado tiempo de pie, con dolor de cabeza y el característico dolor de huesos que sientes cuando se tiene gripe pero en este caso de la quimioterapia.

una vez superados esos primeros y feos 7 días mi cuerpo volvía a ser fuerte, volvía a ser mio, otra vez me respondía, podía volver a la oficina que me viene genial la distracción.

Otra prueba superada, los efectos secundarios de la quimioterapia.

Se me está permitido…

01/11/2016

Soy una cancerosa, por lo tanto se me está permitido quejarme, quejarme mucho más,  que al resto de personas que no tienen cáncer, al menos tiene sus ventajas, se puede ser sincera desde el minuto cero.

Momento de bajón, pero bajón de sótano, momento en el que sin querer vuelvo a revivir esa frase tan asquerosa y dolorosa “Tienes cáncer” y toma otra hostia que me doy al recordarlo. Menuda mierda! de enfermedad.

Sin quererlo pienso, mirando al infinito, es un pensamiento inevitable, la muerte está aquí rondándome, coño! que viene a por mí, que esto no es moco de pavo, ni una gripe, ni tan siquiera una neumonía mal curada.

Que siento miedo, siento mucho miedo, decir lo contrario sería engañarme a mí misma y engañar a los que me rodean.

Lo pienso y lo repienso, me quedan tantas cosas para hacer, por sentir, por vivir, por soñar e incluso por contar y decir, que pase lo que pase, quiero intentar que no se me queden en el tintero, ni en la cabeza,  ni en una servilleta,  quiero sacarlas fuera de mi, quiero cumplir todos mis deseos y sueños.

Cosas sencillas, como viajar, salir de cañas, darles consejos, escuchar y ser cómplice de sus secretos, aliviar y calmar sus miedos, joder!!! reírnos de un chiste malo, mil una cosas, que quiero hacer más.

Viajar,  no he tenido nunca la oportunidad de viajar por placer, siempre por trabajo, viajar en familia, un viaje divertido con mis hijas.  A ellas,  precisamente por ellas, es por lo que me asalta y siento más miedo, estoy convencida de que cualquiera pensaría igual que yo. Ser madre y padre, sufriendo cáncer es un mirar al futuro sin esperanza.

Consejos, tengo tantos consejos que darles a mis hijas, que si decidiera escribirlos no acabaría nunca, es lo que tiene ser madre y yo soy madre, veo peligros, monstruos, quizá donde no los hay,  pero también donde es posible que surjan.

Secretos, secretos que ni aún nos hemos contado chicas, pero que estoy ansiosa de escuchar , de aconsejaros y de guardar.

Miedos, como adolescentes seguro que hay miedos, yo quiero mitigar vuestros miedos, quiero estar aquí y luchar contra ellos con y por vosotras.

Un día de bajón lo tiene cualquiera y una cancerosa lo tiene permitido.